Archivo de la categoría: Muebles auxiliares

RECICLAJE: DE VIEJO ARMARIO A MUEBLE DE SALÓN

El mueble antes y después de la restauración

El mueble antes y después de la restauración

Esta es una transformación de las que más nos gustan: cambio de aspecto y cambio de vida para un mueble! Hemos recuperado la parte inferior de un armario antiguo para convertirlo en un mueble de salón. A continuación os contamos cómo:

Estado inicial del mueble

Estado inicial del mueble

A pesar de que el estado de conservación en el que llegó era bastante bueno tuvimos que hacer alguna pequeña reparación, como reintegrar parte de una pata (aunque esto, que tiene su “chicha” os lo explicaremos con más detenimiento en otro post).

Después de limpiarlo bien, para cambiar el aspecto del mueble decidimos pintarlo en blanco y ponerle un tablero nuevo. Los laterales iban a ser las partes más decoradas, combinando pintura y madera vista. Estos dibujos los hicimos colocando cinta aislante para tapar las zonas que no íbamos a pintar, haciendo formas geométricas.

Colocación de cinta aislante para hacer el dibujo

Colocación de cinta aislante para hacer el dibujo

Antes de la pintura, preparamos la superficie con una base de imprimación.

Aplicación de la imprimación

Aplicación de la imprimación

Originalmente, este mueble con cajón era la parte baja de un armario, por lo que la parte superior, sin tratar, no resultaba funcional para su nuevo uso. Una vez pintado, solucionamos este problema colocando un tablero de pino que previamente habíamos acondicionado a base de lija, tapaporos y cera natural.

Detalle  de la parte alta del mueble

Detalle de la parte alta del mueble

Unimos el tablero con tornillos en el interior y aseguramos la unión con cuatro clavos en las esquinas.

Colocación del tablero en la parte superior

Colocación del tablero en la parte superior

Estructura del mueble una vez pintado y montado

Estructura del mueble una vez pintado y montado

Por último, retiramos la cinta aislante dejando que saliesen las zonas de madera que forman los dibujos de los laterales.

Retirada de la cinta aislante de los laterales

Retirada de la cinta aislante de los laterales

Y como toque final, cambiamos los tiradores viejos, que ya estaban inservibles, por unos nuevos.

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Detalle de la decoración lateral

Detalle de la decoración lateral

Otra vista del mueble

Otra vista del mueble

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje, Reciclaje

¿CONSTRUIR UN MUEBLE O COSERLO?

Construcción de un expositor cosiendo madera

Construcción de un expositor cosiendo madera

Como sabéis, nuestro taller de Restauradoras Creativas está ubicado en Klouví, arte en transformación. Este es un espacio que compartimos con otras artistas. Ya en alguna ocasión os hemos mostrado ideas para exponer, como el mueble que construimos para las piezas de  Helena Nieto  o el expositor hecho a partir de una caja. Esta vez os queremos enseñar la nueva creación que nos hemos sacado de la manga para exponer las piezas del escaparate.

Para su montaje hemos utilizado: unas tablas sobrantes de una estantería de Ikea, dos estructuras de madera que nos prestaron, aguja e hilo. Si, si ni un solo clavo!

Tablas que nos sobraron de una estantería de Ikea

Tablas que nos sobraron de una estantería de Ikea

Pareja de expositores que nos prestó un artista

Pareja de expositores prestados

El primer paso ha sido tumbar una de las estructuras en el suelo.

Colocación del primer expositor en horizontal

Colocación del primer expositor en horizontal

Luego, hemos colocado la otra estructura encima de forma contrapeada.

Colocación del segundo expositor sobre el primero

Colocación del segundo expositor sobre el primero

Posteriormente hemos colocado las tablas sobre las estructuras de modo que formasen una repisa.

Colocación de las tablas sobre los expositores

Colocación de las tablas sobre los expositores

Todos los elementos en su sitio

Todos los elementos en su sitio

Para unir las maderas hemos utilizado una cuerda fina y las hemos cosido aprovechando los agujeros que tenían ya hechos. Este sistema de unión además de original nos ha parecido interesante, ya que si tenemos que devolver las estructuras lo haremos sin haber dejado marca de clavos, tornillos ni elementos de unión.

Cosido de las tablas aprovechando los agujeros de los tornillos

Cosido de las tablas aprovechando los agujeros de los tornillos

Para dar más estabilidad al expositor, hemos unido las estructuras en varios puntos, atando con el mismo tipo de cuerda las diferentes piezas que forman nuestro mueble. Teniendo en cuenta el uso que le daremos al mueble, el sistema de unión cumple perfectamente su función, ya que no tendrá que soportar apenas peso y no se va a mover de su sitio en el escaparate.

Atado de las dos estructuras entre sí en puntos estratégicos

Atado de las dos estructuras entre sí en puntos estratégicos

Aquí podéis ver el resultado final del expositor, reciclado, único y funcional.

Resultado final

Resultado final

Exposición de distintos objetos sobre el nuevo mueble

Exposición de distintos objetos sobre el nuevo mueble

Escaparate de Klouví con el nuevo expositor

Escaparate de Klouví con el nuevo expositor

3 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje, Objetos Customizados

MESITA INSPIRADA EN UNA CAJA DE FRUTA

Antes y después

Antes y después

Os habréis fijado que últimamente se ha puesto muy de moda aprovechar los palés y las cajas de fruta para hacer todo tipo de muebles. Pues bien, en eso nos hemos inspirado para el trabajo que hoy os mostramos: una mesita auxiliar que nos recuerda a las cajas de fruta.

Distintos ejemplos de cajas de fruta

Distintos ejemplos de cajas de fruta

Para construir nuestro mueble elegimos combinar madera de pino y de samba, que lo harían más sólido que una caja de fruta en sí, y son maderas bastante económicas. Una vez que teníamos el diseño en mente y en el papel, el primer paso fue marcar y cortar unos listones de madera de pino según la cantidad de tablitas que habíamos calculado que nos harían falta.

Marcamos los listones para cortarlos a la medida apropiada

Marcamos los listones para cortarlos a la medida apropiada

Aquí podéis ver ya todos los listones cortados y listos para el ensamblaje:

Listones cortados

Listones cortados

Para construir la estructura del mueble, comenzamos haciendo una especie de marco con cuatro de esas tablitas, que formaría la base de nuestra caja de fruta, uniendo las maderas con cola y clavos.

Comenzamos el montaje

Comenzamos el montaje

A este marco clavamos otras cuatro tablas para hacer lo que sería el fondo de la caja:

Clavamos los listones del fondo de la caja

Clavamos los listones del fondo de la caja

Después colocamos unos travesaños de madera de samba que servirían para unir las demás filas de tablas que nos darían la profundidad de nuestra caja de fruta, del siguiente modo:

Aplicamos cola para fijar el primer travesaño

Aplicamos cola para fijar el primer travesaño

Colocamos el travesaño en su posición

Colocamos el travesaño en su posición

A esos travesaños de samba, colocados cerca de las esquinas y por el interior de la caja, fuimos fijando las siguientes filas de tablas hasta tener la estructura completa.

Claveteado de los listones

Claveteado de los listones

Así ya teníamos construida nuestra propia caja de fruta, pero bastante más sólida. En esta foto se aprecian esos travesaños que unen las filas de tablas (vemos la caja colocada “de pie”, que sería su posición para hacer el mueblecito):

Nuestra caja de fruta "handmade"

Nuestra caja de fruta handmade

A continuación colocamos unas patas cabriolé en la parte delantera, para darle un toque algo especial a nuestra mesilla, en contraste con el aspecto rústico general.

Atornillamos las patas delanteras

Atornillamos las patas delanteras

Colocamos las patas traseras

Colocamos las patas traseras

Por último, aplicamos una mano muy fina de pintura amarilla, que dejase ver la veta de la madera, además de un pequeño adorno en la parte baja. ¿Qué os parece el resultado?

Mesita terminada

Mesita terminada

Mesita terminada

Mesita terminada

7 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares

TRANSFORMACIÓN DE UNA MESITA CASTELLANA CON CHALK PAINT

Esta semana os proponemos otra forma rápida y fácil de recuperar un mueble, con una técnica que se puede aplicar sobre cualquier superficie: madera, plástico, vidrio, tela, etc. Para ello hemos elegido una mesita castellana que estaba muy estropeada y pedía a gritos un cambio de look.

Estado inicial de la mesita

Estado inicial de la mesita

La pintura con la que realizamos el trabajo se llama “Chalk Paint” y os queremos hablar un poco sobre ella porque para ciertos casos puede resultar interesante.

Chalk Paint

Chalk Paint de Annie Sloan

La chalk paint es una pintura de base acuosa compuesta, entre otras cosas, por yeso. Su textura y acabado mate dota a las superficies de un aspecto rústico muy atractivo.

Si bien es cierto que esta pintura nos servirá fundamentalmente para conseguir aspectos envejecidos (decapado, craquelado, desgastado…), como ventajas señalaremos que resulta muy fácil y cómodo trabajar con ella. Se adhiere perfectamente a cualquier superficie sin necesidad de  tratarla  previamente. Una vez seca la podremos trabajar con lija, cera, barniz craquelador, etc.  para lograr el efecto que más nos guste.

En el caso de la mesilla que os presentamos, el color elegido fue Duck Egg Blue, pero existe una gama bastante amplia.

Gama de colores Chalk Paint

Gama de colores Chalk Paint

Aplicamos dos manos de pintura dejando secar 24 h. entre capa y capa. Una vez seca, lijamos algunos puntos para dar un sutil aspecto envejecido (sobre todo en aristas o zonas salientes que naturalmente sufren más desgaste) hasta llegar a dejar a la vista la madera oscura de la mesita.

Lijado de las aristas una vez seca la pintura

Lijado de las aristas una vez seca la pintura

También cambiamos el tirador que llevaba en el cajón por otro de porcelana y finalmente dimos un acabado a la cera que aporta un brillo natural que nos encanta.

Estado final de la mesita

Estado final de la mesita

Detalle

Detalle

10 comentarios

Archivado bajo Chalk paint, Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje

EXPOSITOR HECHO A PARTIR DE UNA CAJA

Hoy os mostramos una nueva “reci-creación”. Aprovechando una caja que teníamos guardada desde navidad y unas patas de madera nos hemos fabricado un mueblecito expositor para Klouví.

Para darle un toque alegre decidimos pintar algunas partes de las patas. Para ello delimitamos la zona con cinta aislante y utilizamos una pintura al agua. Una vez seca la pintura protegimos toda la superficie con un barniz satinado.

Materia prima

Materia prima

Decoración de las patas

Decoración de las patas

Para unir las patas con la caja realizamos unos agujeros e insertamos los tornillos.

Realización de agujeros para insertar las patas

Realización de agujeros para insertar las patas

Aquí podéis ver el aspecto final del mueble. Muy sencillo, pero con un toque especial. Nos servirá para mostrar los cojines montaña hechos por Señora Larouge.

Resultado

Resultado

Detalle

Detalle

Expositor con cojines montaña

Expositor con cojines montaña

2 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares

EXPOSITOR A MEDIDA

Hoy no vamos a hablaros de ninguna restauración, sino de cómo se puede crear un mueble bonito y original a partir de otros objetos de manera muy sencilla. En este caso, un expositor para la nueva colección de joyas de Helena Nieto. Esta idea surgió de la necesidad de exponer las piezas de forma que quedasen a una altura cómoda para contemplarlas y que a la vez se les diese cierto protagonismo en la tienda. También debía ser una operación rápida y económica. Así que decidimos reutilizar dos expositores de madera más antiguos proporcionados por la artista.

Expositor creado a partir de otros más antiguos

Expositor creado a partir de otros más antiguos

En primer lugar unimos estos dos elementos de madera (una especie de cajas confeccionadas con tablitas) para obtener un tablero grueso y voluminoso. Después, para crear un soporte que lo elevase y además contrastase visualmente, confeccionamos una estructura con tubos finos cobre, una operación bastante sencilla gracias a los diferentes tipos de codos de fontanería disponibles en el mercado, obteniendo un soporte muy ligero visualmente.

Detalle del soporte hecho con tubos de cobre

Detalle del soporte hecho con tubos de cobre

El siguiente paso fue grapar al tablero unas cintas blancas de algodón de manera aleatoria, en las que irían enganchados los anillos de forma que queden a la vista a la vez que se ofrece cierta seguridad.

Cintas de algodón para sujetar los anillos

Cintas de algodón para sujetar los anillos

Por la parte inferior del tablero se atornillaron las correspondientes abrazaderas metálicas para fijar el conjunto.

Anclaje del tablero al soporte

Anclaje del tablero al soporte

Como toque final, y para exponer la colección de colgantes, se colocó sobre este mueble una ramita flotante de la que pendían las piezas.

Rama con colgantes flotando sobre el expositor

Rama con colgantes flotando sobre el expositor

De esta forma tan sencilla conseguimos un elegante y original conjunto, con un aire que mezcla la naturaleza con lo industrial, a la vez que se da todo el protagonismo a las joyas.

Expositor para anillos

Otra vista del expositor

2 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares

MESILLA CON CAJONES RECUPERADOS

Probablemente la transformación que hoy os mostramos ha sido la más rápida y sencilla hasta la fecha. Tanto, que ni siquiera tenemos foto inicial. Una mesilla que ya había sido renovada por alguien con acierto (con un acabado blanco nuclear que nos gustaba bastante, sobre todo su textura desigual), pero a la que, como es habitual en los muebles recuperados, le faltaban los cajones. La solución fue muy fácil: dos cajones que teníamos por el taller, unos listones para compensar los espacios vacíos y un toque celeste en el frontal. Y voilà!

Mesilla con cajones recuperados

Mesilla con cajones recuperados

2 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje

NO LO TIRES: RECÍCLALO!

¿Os habéis fijado en la cantidad de muebles que se ven abandonados por la calle porque ya nadie los quiere? A veces el motivo es que se han estropeado demasiado. Otras, porque ya no nos gustan e incluso, en un afán por redecorar nuestra vida, no sabemos qué hacer con ellos ni para qué usarlos.

Nosotras preferimos reciclarlos. Es el caso de esta pequeña estructura con cajón que cayó en nuestras manos hace unos días, que además de no ser de gran calidad, estaba bastante estropeada.

Estado inicial de la estructura con cajón

Estado inicial de la estructura con cajón

Aparte de las reparaciones, en seguida nos dimos cuenta que para hacerla lucir debidamente debíamos someterla a una pequeña transformación. La parte que menos nos gustaba eran los laterales y base abiertos, por lo que rápidamente decidimos cerrarlos con unos tableros de contrachapado cortados a medida.

Transformación de la estructura cerrando los laterales con láminas de contrachapado

Transformación de la estructura cerrando los laterales con láminas de contrachapado

El otro punto a resolver era el tamaño del mueble, demasiado bajito para ser independiente, así que para convertir esta simple estructura en un mueble hecho y derecho, le dotamos de cuatro patas que sirviesen para elevarlo, convirtiéndolo así en mesita auxiliar. Finalmente, pintamos algunas partes en azul claro para dar a nuestro mueble reciclado un toque más fresco.

Estado del mueble después de la transformación

Estado del mueble después de la transformación

El toque final se lo dimos con el empapelado interior del cajón, un estampado a rayas que combinase con la pintura azul y diese cierto toque de alegría al conjunto.

Detalle del empapelado interior

Detalle del empapelado interior

De esta manera vemos como con unos sencillos pasos podemos reciclar una vieja e insulsa estructura, transformándola en un mueble al que dirigir unas cuantas miradas. Y por supuesto que también nos lo agradecerá el bolsillo!

Estructura reciclada y transformada en mesilla de noche

Estructura reciclada y transformada en mesilla de noche

5 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje

RENOVACIÓN EXPRESS

¿Quién no se ha planteado deshacerse de algún mueble simplemente porque está cansado de verlo en casa? En realidad se utiliza. Sigue cumpliendo con su función como el primer día. Pero al mirarlo, tú sólo puedes pensar en quitártelo de en medio para acabar comprándote otro.

Desde luego, esta sería una opción. Pero a nosotras, que siempre nos han gustado las segundas oportunidades, se nos ocurre otra mucho menos drástica.

Estado inicial

Estado inicial del mueble

A este mueble le había llegado su momento; su dueña, cansada de ese aire rústico, quería ponerlo de patitas en la calle. Pero la inspiración nos llegó justo a tiempo, gracias a unas fotos vistas en las páginas de una conocida revista de decoración. La combinación de colores nos pareció muy acertada para suavizar ese aspecto tosco de la cajonera.

revista AD feb.12

Mesilla auxiliar de roble, vista en la revista AD de febrero 2012

Mesilla danesa, vista en la revista AD de Mayo 2012

Cómoda danesa, vista en la revista AD de Mayo 2012

Modificar el aspecto de un mueble no tiene por qué ser una tarea complicada. Para el cambio, bastó con unos sencillos pasos:

Una vez retirados los tiradores, dimos un decapado con ayuda de lana de acero para eliminar la capa de barniz que hasta este momento cubría el mueble.

Seleccionamos los cajones que íbamos a tratar.  Antes de pintarlos les aplicamos una mano de imprimación.

Cajones con la imprimación

Cajones con la imprimación

Para el acabado, optamos por una capa de cera que le diera un aspecto natural. Como remate final, cambiamos los tiradores de los cajones más grandes, reutilizando unos que andaban por el taller y que creímos que darían al mueble el toque de originalidad necesario para que en casa lo volviesen a mirar con cariño.

Aspecto del mueble renovado

Aspecto del mueble renovado

Estado final

El mueble una vez renovado

4 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares

LA MESITA RECADERA

Hoy queremos mostraros cómo, con un poco de imaginación, una sencilla mesita auxiliar puede convertirse en una divertida mesa recadera.

A pesar de haberla encontrado en muy malas condiciones, con partes rotas y perdidas, enseguida vimos que se trataba de un mueble al que podríamos sacarle bastante partido, pero ¿cómo?

Estado inicial de la mesita

Estado inicial de la mesita

El primer paso fue, como viene siendo habitual, retirar el antiguo barniz y hacer las reparaciones pertinentes: reconstrucción de la moldura superior, encolado de algunos puntos, pequeñas reintegraciones en las partes dañadas… También tuvimos que desechar el tirador, que estaba muy estropeado, pero lo más grave era que le faltaba un cajón, aunque finalmente se nos ocurriría un sencillo remedio.

Estado de la mesita tras el decapado, durante las reparaciones

Estado de la mesita tras el decapado, durante las reparaciones

Aquí llegó el momento de otorgarle su nueva función: iba a convertirse en una mesita recadera, y para que esto quedase claro, decidimos hacer un llamativo dibujo en la balda superior. ¿Reconocéis esta silueta?

Silueta del dibujo perfilada sobre la mesa antes de aplicar la pintura

Silueta del dibujo perfilada sobre la mesa antes de aplicar la pintura

Por otro lado, al decorar el resto del mueble también nos dimos cuenta de que la madera tenía una tonalidad muy atractiva, por lo que decidimos dejar algunas partes vistas, además de remarcar con negro las líneas principales de la estructura para darle cierto toque de elegancia.

Pintura negra en las partes principales de la estructura

Pintura negra en las partes principales de la estructura

El último paso fue colocar los tiradores nuevos, con un toque vintage, e instalar una pequeña repisa para aprovechar el hueco del cajón perdido, en la parte inferior. ¡Y aquí tenéis el resultado!

Estado final de la mesita

Estado final de la mesita

En las siguientes fotos podéis ver las diferentes funcionalidades de la mesita: repisa auxiliar y cajón.

Balda extraíble y cajón

Balda extraíble y cajón

¡Y aquí tenéis el dibujo del que os hablábamos! Ahora la superficie de la mesa se ha convertido en una divertida pizarrita donde apuntar aquellas cosas importantes que queráis que sepan los demás:

Motivo decorativo que da a la mesita la función de recadera

Motivo decorativo que da a la mesita la función de recadera

Detalle del mismo

Detalle del mismo

Aunque también podéis utilizarla como lienzo para los más pequeños… ¡todas las veces que queráis!

Uso de la mesita como un lienzo diferente

Uso de la mesita como un lienzo diferente

 

 

3 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares