Archivo de la categoría: Objetos Customizados

DECORAR UN MARCO CON PINTURA FLÚOR

Hoy os mostramos cómo conseguir de manera muy fácil un objeto de decoración llamativo y original, partiendo de algo muy sencillo: un marco dorado antiguo.

Nuestro marco antiguo antes de la transformación

Nuestro marco antiguo antes de la transformación

Al igual que muchas veces hemos combinado pintura con madera vista (tenéis ejemplos aquí y aquí), que sabéis que nos encanta, en esta ocasión hemos usado la misma técnica pero para combinar la capa de color con el dorado original. Se trata de reservar zonas sin pintar tapándolas con cinta de carrocero, como podéis ver en las imágenes.

Reservamos algunas zonas con cinta de carrocero

Reservamos algunas zonas con cinta de carrocero

Marco listo para pintarlo

Marco listo para pintarlo

Ya tenemos el marco listo. Nosotras hemos escogido un motivo a rayas, pero las posibilidades son infinitas! A continuación aplicamos la pintura directamente, con una brocha. El tipo de pintura era acrílica y fluorescente, y nos funcionó muy bien.

Pintamos directamente sobre el dorado

Pintamos directamente sobre el dorado

Una vez seca la pintura, podemos añadir más capas si queremos, pero nosotras no lo hicimos porque nos gustaba el efecto un poco transparente. Se retiran las cintas y ¡ya tenemos nuestro marco listo! ¿A que es muy fácil?

Retiramos las cintas

Retiramos las cintas

Resultado

Resultado

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestiones técnicas, Objetos Customizados

DIY: RASCADOR PARA GATOS

Hoy os queremos enseñar cómo podéis hacer un rascador para vuestro gato totalmente do it yourself. Sólo tenéis que seguir estos sencillos pasos.

En primer lugar, los materiales. Nosotras hemos utilizado: un tablero redondo de aglomerado (reutilizado de una mesilla de noche rota), un tronco, tornillos, cuerda de pita, gomaespuma fina, pegamento, tela con estampado de césped, grapadora y grapas.

Materiales para vuestro rascador DIY

Materiales para vuestro rascador DIY

Comenzamos por tapizar lo que será la base del rascador, colocando en primer lugar la gomaespuma que quedará pegada en los bordes del tablero y posteriormente la tela estampada que irá grapada en la parte inferior.

Tabla forrada con gomaespuma y tela elegida para tapizar

Tabla forrada con gomaespuma y tela elegida para tapizar

Iniciamos el proceso de tapizado

Iniciamos el proceso de tapizado

Grapamos cuatro grapas en cruz

Grapamos cuatro grapas en cruz

Terminamos grapando toda la circunferencia

Terminamos grapando toda la circunferencia

Para hacer el rascador propiamente dicho, cubrimos el  tronco con la cuerda de pita. Al principio, nos aseguramos una buena sujeción grapando la cuerda en la base y comenzamos a enrollarla alrededor del tronco. Para conseguir un rascador eficaz y duradero dimos dos pasadas de cuerda.

Sujetamos la cuerda con grapas y comenzamos a enrollar por el tronco

Sujetamos la cuerda con grapas y comenzamos a enrollar por el tronco

Cubrimos todo el tronco con cuerda

Cubrimos todo el tronco con cuerda

Cubrimos con una segunda capa de cuerda

Cubrimos con una segunda capa de cuerda

Ya tenemos las dos piezas listas

Ya tenemos las dos piezas listas

Cuando tuvimos preparadas las dos piezas que formaban el rascador, el siguiente paso fue unirlas. Esto lo hicimos atornillando el tronco a la base con cuatro tirafondos.

Rematamos la parte inferior con una tira de algodón que tapaba las grapas y el borde recortado de la tela.

Rematamos con una cinta decorativa

Rematamos con una cinta decorativa

Finalmente, colocamos unos adhesivos de goma antideslizante para darle un poco más de estabilidad.

Colocamos topes de goma y atornillamos el tronco a la base

Colocamos topes de goma

Ahora, Merlín tiene entretenimiento para una temporada!!

Nuestro rascador DIY terminado

Nuestro rascador DIY terminado

4 comentarios

Archivado bajo Objetos Customizados, Reciclaje, Tapicería

RESTAURADORAS CREATIVAS Y FERNANDA STAUDE: RENOVACIÓN DE UNA SILLA ISABELINA

Restauración de silla isabelina en colaboración con Fernanda Staude

Restauración de silla isabelina en colaboración con Fernanda Staude

Este trabajo que os mostramos hoy es, en realidad, una colaboración especial  que hemos llevado a cabo con nuestra compañera Fernanda Staude. La inspiración nos vino a raíz del nombre del taller que compartimos: Klouví, que significa jaula en griego. Así que nosotras la bautizamos como “silla Klouví”. Os explicamos brevemente en qué ha consistido la transformación.

En primer lugar, retiramos la antigua tapicería que cubría la silla para tratar la madera de forma más cómoda.

Estado inicial de la silla

Estado inicial de la silla

Para dar un nuevo aire a la silla decidimos cambiarle el color, así que empezamos por dar una capa de imprimación blanca y sobre ésta otra capa de chalk paint color azul-grisáceo (“Duck egg blue”, para ser más exactos). Una vez que la pintura se había secado, lijamos alguna zonas del mueble para darle un ligero aspecto envejecido. Como acabado, aplicamos una capa de cera pulida.

Detalle de la tela estampada por Fernanda Staude

Detalle de la tela estampada por Fernanda Staude

En cuanto a la tapicería, en el interior conservamos el sistema original de muelles. Lo hicimos tal y como os hemos enseñado en otros post.  Para el exterior utilizamos unas lonetas en crudo sobre las que Fernanda Staude estampó dos de sus grabados: un pajarito para el respaldo y una jaula (eso sí, abierta) para el asiento. El remate de la tapicería lo realizamos con un doble cordón en gris.

Estado de la silla tras la restauración

Estado de la silla tras la restauración

El resultado es un silla totalmente renovada y única!

Detalle de la tela del asiento

Detalle de la tela del asiento

En ocasiones, simplemente utilizando un mismo tono de pintura  podemos homogeneizar de forma rápida y sencilla varios muebles diferentes que estén destinados a convivir en un mismo espacio.

Mesita castellana y silla isabelina transformadas para hacer un conjunto

Mesita castellana y silla isabelina transformadas para hacer un conjunto

5 comentarios

Archivado bajo Chalk paint, Objetos Customizados, Sillas y sillones, Tapicería

RENOVAR UN CONJUNTO INFANTIL DE IKEA

Antes y después

Antes y después

Porque una imagen vale más que mil palabras, con ésta os enseñamos una idea para transformar tres muebles diferentes (una silla tipo Boston, un cambiador y una cuna) en un original y alegre conjunto para bebé. Ah! El cambiador y la cuna son de Ikea, ¿a que nadie más tiene uno como éstos? 😉

3 comentarios

Archivado bajo Objetos Customizados, Sillas y sillones, Tapicería

¿CONSTRUIR UN MUEBLE O COSERLO?

Construcción de un expositor cosiendo madera

Construcción de un expositor cosiendo madera

Como sabéis, nuestro taller de Restauradoras Creativas está ubicado en Klouví, arte en transformación. Este es un espacio que compartimos con otras artistas. Ya en alguna ocasión os hemos mostrado ideas para exponer, como el mueble que construimos para las piezas de  Helena Nieto  o el expositor hecho a partir de una caja. Esta vez os queremos enseñar la nueva creación que nos hemos sacado de la manga para exponer las piezas del escaparate.

Para su montaje hemos utilizado: unas tablas sobrantes de una estantería de Ikea, dos estructuras de madera que nos prestaron, aguja e hilo. Si, si ni un solo clavo!

Tablas que nos sobraron de una estantería de Ikea

Tablas que nos sobraron de una estantería de Ikea

Pareja de expositores que nos prestó un artista

Pareja de expositores prestados

El primer paso ha sido tumbar una de las estructuras en el suelo.

Colocación del primer expositor en horizontal

Colocación del primer expositor en horizontal

Luego, hemos colocado la otra estructura encima de forma contrapeada.

Colocación del segundo expositor sobre el primero

Colocación del segundo expositor sobre el primero

Posteriormente hemos colocado las tablas sobre las estructuras de modo que formasen una repisa.

Colocación de las tablas sobre los expositores

Colocación de las tablas sobre los expositores

Todos los elementos en su sitio

Todos los elementos en su sitio

Para unir las maderas hemos utilizado una cuerda fina y las hemos cosido aprovechando los agujeros que tenían ya hechos. Este sistema de unión además de original nos ha parecido interesante, ya que si tenemos que devolver las estructuras lo haremos sin haber dejado marca de clavos, tornillos ni elementos de unión.

Cosido de las tablas aprovechando los agujeros de los tornillos

Cosido de las tablas aprovechando los agujeros de los tornillos

Para dar más estabilidad al expositor, hemos unido las estructuras en varios puntos, atando con el mismo tipo de cuerda las diferentes piezas que forman nuestro mueble. Teniendo en cuenta el uso que le daremos al mueble, el sistema de unión cumple perfectamente su función, ya que no tendrá que soportar apenas peso y no se va a mover de su sitio en el escaparate.

Atado de las dos estructuras entre sí en puntos estratégicos

Atado de las dos estructuras entre sí en puntos estratégicos

Aquí podéis ver el resultado final del expositor, reciclado, único y funcional.

Resultado final

Resultado final

Exposición de distintos objetos sobre el nuevo mueble

Exposición de distintos objetos sobre el nuevo mueble

Escaparate de Klouví con el nuevo expositor

Escaparate de Klouví con el nuevo expositor

3 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje, Objetos Customizados

CUSTOMIZAR UN MALETÍN VIAJERO

Hace unos días nos llegó un encargo de esos que en principio no sabes por dónde coger pero que una vez que te metes en harina sólo te da alegrías.

El trabajo en cuestión era customizar el interior de una vieja maleta para que su dueño la llevara a la Feria del Libro Infantil de Bolonia.

Nos propuso una idea muy original que consistía en presentar sus trabajos en un maletín aparentemente antiguo pero que en su interior albergase un soporte de última generación. La única premisa era que dentro, además del iPad con el que mostraría sus ilustraciones, pudiese  portar sus tarjetas y folletos, en definitiva: ¡vía libre creativa!

La maleta tal y como nos llegó

La maleta tal y como nos llegó

Estado inicial del interior

Estado inicial del interior

Como el objeto que iba a contener era muy delicado, confeccionamos una buena base de gomaespuma para que quedase protegido.

Vista inferior de la base de gomaespuma

Vista inferior de la base de gomaespuma

A esta base le superpusimos una plancha del mismo material con un hueco en el centro que enmarcase la pantalla. La forramos con una loneta con motivos de mapas que nos pareció de lo más adecuado para una maleta viajera. Para pegar la tela utilizamos un pegamento de contacto que solemos usar para tapizar. 

Plancha superior preparada con pegamento para adherir la tela

Plancha superior preparada con pegamento para adherir la tela

Vista de la plancha por el reverso durante la adhesión

Vista de la plancha por el reverso durante la adhesión de la tela

Para la parte de la tapa donde irían las tarjetas y folletos realizamos una especie de carpeta a medida a partir de un cartón gris que forramos con loneta en color crudo.

Adhesión de la tela al cartón

Adhesión de la tela al cartón

Para pegar la tela al cartón usamos cola blanca ligeramente diluida en agua y para evitar que quedasen zonas con burbujas nos ayudamos de la plancha; aportando un poco de calor la adhesión se consigue mucho mejor.

Forrado del bolsillo

Forrado del bolsillo

Reverso del bolsillo durante la forración

Reverso del bolsillo durante la forración

Bolsillo por el anverso

Bolsillo por el anverso

Además del bolsillo para los folletos de mayor tamaño, el sistema de sujeción para los papeles lo hicimos a través de unas gomas planas que insertamos a través del cartón y pegamos por el reverso con cola blanca.

Vista de la carpeta por el anverso

Vista de la carpeta por el reverso

Vista de la carpeta por el anverso

Vista de la carpeta por el anverso

Por último, colocamos una cinta de algodón uniendo las dos partes de la maleta a modo de tope para que la tapa no se venciera hacia atrás.

Estado final del interior

Estado final del interior

Este es el aspecto de la maleta después de haber pasado por nuestras manos; si después de esta feria surge otro acontecimiento al que viajar, se podría volver a transformar ya que toda nuestra intervención es reversible.

La maleta con el iPad y los folletos

Interior de la maleta con el iPad y los folleto

Creemos que el resultado estuvo a la altura de los trabajos que viajarían en este maletín, pero para que juzguéis vosotros mismos  aquí os dejamos un enlace a la página de Miguel Prieto, echad un ojo y veréis qué talento!! 

A nosotras nos pareció una idea tan original que la  hemos adaptado para nuestros propios trabajos.

Nuestra versión de la maleta porta iPad

Nuestra versión de la maleta porta iPad

Deja un comentario

Archivado bajo Objetos Customizados