Archivo mensual: octubre 2014

ENTREVISTA EN AGENDA MAGENTA

Hace poco tuvimos el privilegio de ser entrevistadas para Agenda Magenta. Por si no lo visteis en nuestro facebook y os apetece conocernos un poquito mejor, aquí os dejamos el enlace. Un placer!

Última edición del taller de personalización de muebles de Ikea que realizamos en nuestro taller

Última edición del taller de personalización de muebles de Ikea que realizamos en nuestro taller

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ¡Bienvenidos!, Eventos

TAPIZAR CON GOMAESPUMA UN ASIENTO DE MUELLES (Parte 2)

El otro día os recordábamos como confeccionar una base de muelles para tapizar este sillón:

Sillón con la base de muelles ya confeccionada.

Sillón con la base de muelles ya confeccionada.

Ahora vamos a continuar colocando el relleno de gomaespuma. En este caso hemos colocado, además de la plancha principal (la más grande y gruesa), otros pequeños trozos en la parte frontal, bajo la primera, para reforzar esta zona y darle una forma algo más elevada.

Planchas de gomaespuma

Planchas de gomaespuma

Estas planchas deberán recortarse según la forma del sillón, teniendo en cuenta los travesaños verticales, etc. En este caso vamos a grapar los laterales y la zona trasera, de manera que quede unido el borde superior de la gomaespuma con la madera, para que el sillón quede con forma redondeada en estos tres puntos.

Grapamos un lateral

Grapamos un lateral

Grapamos la parte posterior

Grapamos la parte posterior

Resultado

Resultado

A continuación colocamos una plancha de gomaespuma finita (de 1 cm. de grosor), que en este caso sirve para dos cosas: para sujetar la parte delantera del relleno conservando la forma más cuadrarda, y ayuda a dar uniformidad a todo el asiento, salvando los huecos de los travesaños, etc. Esta última capa de gomaespuma conviene ponerla también en el caso de tapizar con crin, sobre todo para suavizar la textura de ésta.

Última capa del relleno: gomaespuma finita

Última capa del relleno: gomaespuma finita

Por último, colocamos la tela de tapicería (comenzando por el centro de cada lado y yendo hacia las esquinas), aplicamos un poco de pegamento o cola por encima de las grapas para que no se deshilache y recortamos el sobrante. Como remate, colocamos el doble vivo, como os enseñamos a hacer hace poco en este post. ¿Qué os parece el resultado? Ahora os toca probar a vosotros!

Grapamos la tela

Grapamos la tela

Resultado final

Resultado final

Detalle del doble vivo

Detalle del doble vivo

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestiones técnicas, Sillas y sillones, Tapicería

RESTAURACIÓN DE UNA MESA DE JARDÍN

 

Mesa antes y después de la restauración

Mesa antes y después de la restauración

Hace poco tuvimos la suerte de poder rescatar una mesa de jardín plegable, que aunque estaba muy estropeada e incluso con algunas maderas podridas, vimos que tenía mucho potencial. Algunas tablas se habían perdido y la pintura estaba muy desconchada y sucia, pero eso no es problema para Restauradoras Creativas! ;p

Estado inicial de la mesa

Estado inicial de la mesa

Estado inicial de la mesa

Estado inicial de la mesa

El primer paso fue desmontarla para ver qué partes se podían salvar y cuáles no. Esto resultó bastante trabajoso porque muchos tornillos estaban oxidados o pasados de rosca, pero con paciencia, un poco de fuerza y mucha maña, al final pudimos quitarlos. No pudimos salvar las dos tablas gruesas que hacían de soporte de las demás, ya que estaban medio podridas y muy agrietadas. Pero la estructura metálica y las tablas superiores sí que podían recuperarse.

Desmontaje

Desmontaje

Una vez que teníamos las tablas sueltas, quitamos la pintura escamada rascando con una espátula, y las lijamos concienzudamente para preparar bien la superficie. Lo mismo hicimos con las tablas nuevas que iban a sustituir a las que se habían perdido, matando también las aristas para que el aspecto se asemejase lo máximo posible a las originales.

Tablas originales y tablas nuevas

Tablas originales y tablas nuevas

Por otro lado, preparamos un par de tablas algo más gruesas para hacer de soportes, a las que biselamos los extremos como tenían las que retiramos. Esto lo hicimos simplemente con una sierra de calar, ya que en la mayoría de modelos de esta herramienta se puede colocar la pletina a 45º respecto a la cuchilla, ajustándola con un tornillo, algo que amplía enormemente las posibilidades!

Tablas de soporte nuevas

Tablas de soporte nuevas

Detalle de los bordes biselados

Detalle de los bordes biselados

Después aplicamos la pintura nueva a todas las tablas. Nos gustaba mucho el amarillo para una mesa de jardín, así que en este caso repetimos color, aunque un tono algo más suave. La estructura metálica de la mesa, salvo una limpieza en profundidad, no hubo que intervenirla y la dejamos tal cual.

Tablas pintadas

Tablas pintadas

A continuación volvimos a montar  la mesa atornillando los soportes en su correcta posición, con tornillos nuevos porque los originales no pudieron recuperarse.

Montaje

Montaje

Mesa montada

Mesa montada

Ahora le llegaba el turno a la parte más divertida: dar nuestro toque decorativo. Como hemos hecho otras veces, primero reservamos con cinta de carrocero la zona a pintar, técnica con la que se consigue un acabado de aspecto muy cuidado.

Delimitamos la zona a decorar

Delimitamos la zona a decorar

Después aplicamos la pintura directamente; en este caso, unas franjas de distinto tamaño con fondo gris y rayitas de colores, motivo que sabéis que nos encanta!

Aplicamos pintura gris

Aplicamos pintura gris

Hacemos la decoración

Hacemos la decoración de rayas

Y aquí podéis ver el resultado; se nota nuestro toque, ¿verdad? La tenéis disponible en nuestro taller-tienda.

Resultado final

Resultado final

Mesa plegada

Mesa plegada

1 comentario

Archivado bajo Mesas

CÓMO HACER UN DOBLE VIVO

Cuando te inicias en el mundo de la tapicería, suelen venir a la cabeza un montón de preguntas del tipo “cómo se hará esto” o “cómo se hará aquéllo”, ¿verdad?. Hoy os vamos a explicar cómo se hace un doble vivo, ese tipo de remate que es muy habitual utilizar en lugar de la pasamanería y que es como un doble cordón de la misma tela utilizada para tapizar.

Detalle del doble vivo original de nuestras sillas

Detalle del doble vivo original de nuestras sillas

Para hacer el doble vivo necesitamos principalmente:

– Tela (lo normal es que sea la misma que la empleada para tapizar, pero también puede ser distinta).

– Cordón para hacer vivos (el mejor es el que venden en tiendas de útiles de tapicería, pero si no lo encontráis podéis usar cualquier cordón redondo y un poco duro).

– Máquina de coser e hilo.

– Regla, lápiz o jaboncillo, tijeras, alfileres, plancha…

Se trata fundamentalmente de rodear  un par de cordones con tiras de tela a lo largo, por lo que en primer lugar habrá que medir la longitud de cordón y de tela que necesitamos, que dependen de cada silla. Estas tiras tienen que tener unos 6 ó 7 cms. de ancho aproximadamente y se suelen cortar al bies (a 45º respecto al hilo); también hay que tener en cuenta el grosor de los cordones y de la propia tela. Una vez hechos los cálculos podemos marcar y cortar las tiras. En nuestro caso necesitábamos gran cantidad de tiras porque se trataba de un juego de 8 sillas y porque al bies se gasta más tela que cortando al hilo.

Señalar los cortes en la tela

Señalar los cortes en la tela

Cortamos todas las tiras

Cortamos todas las tiras

Según el trozo de tela que tengamos, probablemente no podremos hacer el vivo para una silla con una sola tira, es decir, que en algunas ocasiones habrá que unir varias tiras. Por ejemplo, existen sillas y sillones que necesitan 4 ó 5 metros de vivo. Esta unión la haremos con la máquina de coser y en diagonal, si es que hemos cortado al bies, para que la costura vaya paralela al hilo. Después plancharemos esta costura por el revés, sobre todo si la tela es muy gruesa, para que abulte lo menos posible.

Unimos las tiras en función de la longitud que necesitemos

Unimos las tiras en función de la longitud que necesitemos

Planchamos la costura

Planchamos la costura

Resultado al unir dos tiras

Resultado al unir dos tiras

El siguiente paso es rodear de tela el primer cordón; lo vamos haciendo poco a poco sujetando con alfileres para que no se nos escape y nos resulte más cómodo coserlo. No lo pondremos en el centro de la tira de tela, sino en un lado pero que se pueda rodear por completo de tela y nos sobre un pequeño margen para coser.

Envolvemos un cordón en sentido longitudinal

Envolvemos un cordón en sentido longitudinal

Lo sujetamos bien apretado con alfileres

Lo sujetamos bien apretado con alfileres

A continuación hacemos una costura con la máquina lo más pegada posible al cordón, para que quede apretadito dentro de la tela, no suelto.

Hacemos una primera costura pegándonos al cordón

Hacemos una primera costura pegándonos al cordón

Después recortamos el sobrante, pero siempre con algo de margen para que no se deshaga la costura.

Recortamos el sobrante del primer lado

Recortamos el sobrante del primer lado

Lo vamos cortando casi al ras del cordón

Lo vamos cortando casi al ras del cordón

El siguiente paso es envolver con lo que queda de tela el otro cordón junto al primero, y coserlo de la misma manera (la costura se irá haciendo en medio de los dos cordones). También tiene que quedar bien envuelto pero no muy apretado contra el otro, ya que es mejor que entre ellos haya un poquito de holgura, para ocultar mejor la costura después.

Hacemos lo mismo con el segundo cordón

Hacemos lo mismo con el segundo cordón

El margen de tela sobrante no debe verse, así que también lo recortamos lo máximo posible. Ya tenemos nuestro doble vivo listo, ahora sólo hay que fijarlo en su sitio. Nosotras solemos usar adhesivo para tela y lo reforzamos con clavitos o grapas, que se colocarán justo entre los dos cordones.

Lo vamos pegando en el perímetro del asiento

Lo vamos pegando en el perímetro del asiento

Lo aseguramos con clavos o grapas

Lo aseguramos con clavos o grapas

Y ya está nuestra silla rematada con un doble vivo, ¿qué os parece?

Resultado

Resultado

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestiones técnicas, Sillas y sillones, Tapicería

DECORAR UN MARCO CON PINTURA FLÚOR

Hoy os mostramos cómo conseguir de manera muy fácil un objeto de decoración llamativo y original, partiendo de algo muy sencillo: un marco dorado antiguo.

Nuestro marco antiguo antes de la transformación

Nuestro marco antiguo antes de la transformación

Al igual que muchas veces hemos combinado pintura con madera vista (tenéis ejemplos aquí y aquí), que sabéis que nos encanta, en esta ocasión hemos usado la misma técnica pero para combinar la capa de color con el dorado original. Se trata de reservar zonas sin pintar tapándolas con cinta de carrocero, como podéis ver en las imágenes.

Reservamos algunas zonas con cinta de carrocero

Reservamos algunas zonas con cinta de carrocero

Marco listo para pintarlo

Marco listo para pintarlo

Ya tenemos el marco listo. Nosotras hemos escogido un motivo a rayas, pero las posibilidades son infinitas! A continuación aplicamos la pintura directamente, con una brocha. El tipo de pintura era acrílica y fluorescente, y nos funcionó muy bien.

Pintamos directamente sobre el dorado

Pintamos directamente sobre el dorado

Una vez seca la pintura, podemos añadir más capas si queremos, pero nosotras no lo hicimos porque nos gustaba el efecto un poco transparente. Se retiran las cintas y ¡ya tenemos nuestro marco listo! ¿A que es muy fácil?

Retiramos las cintas

Retiramos las cintas

Resultado

Resultado

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestiones técnicas, Objetos Customizados