LA MESITA RECADERA

Hoy queremos mostraros cómo, con un poco de imaginación, una sencilla mesita auxiliar puede convertirse en una divertida mesa recadera.

A pesar de haberla encontrado en muy malas condiciones, con partes rotas y perdidas, enseguida vimos que se trataba de un mueble al que podríamos sacarle bastante partido, pero ¿cómo?

Estado inicial de la mesita

Estado inicial de la mesita

El primer paso fue, como viene siendo habitual, retirar el antiguo barniz y hacer las reparaciones pertinentes: reconstrucción de la moldura superior, encolado de algunos puntos, pequeñas reintegraciones en las partes dañadas… También tuvimos que desechar el tirador, que estaba muy estropeado, pero lo más grave era que le faltaba un cajón, aunque finalmente se nos ocurriría un sencillo remedio.

Estado de la mesita tras el decapado, durante las reparaciones

Estado de la mesita tras el decapado, durante las reparaciones

Aquí llegó el momento de otorgarle su nueva función: iba a convertirse en una mesita recadera, y para que esto quedase claro, decidimos hacer un llamativo dibujo en la balda superior. ¿Reconocéis esta silueta?

Silueta del dibujo perfilada sobre la mesa antes de aplicar la pintura

Silueta del dibujo perfilada sobre la mesa antes de aplicar la pintura

Por otro lado, al decorar el resto del mueble también nos dimos cuenta de que la madera tenía una tonalidad muy atractiva, por lo que decidimos dejar algunas partes vistas, además de remarcar con negro las líneas principales de la estructura para darle cierto toque de elegancia.

Pintura negra en las partes principales de la estructura

Pintura negra en las partes principales de la estructura

El último paso fue colocar los tiradores nuevos, con un toque vintage, e instalar una pequeña repisa para aprovechar el hueco del cajón perdido, en la parte inferior. ¡Y aquí tenéis el resultado!

Estado final de la mesita

Estado final de la mesita

En las siguientes fotos podéis ver las diferentes funcionalidades de la mesita: repisa auxiliar y cajón.

Balda extraíble y cajón

Balda extraíble y cajón

¡Y aquí tenéis el dibujo del que os hablábamos! Ahora la superficie de la mesa se ha convertido en una divertida pizarrita donde apuntar aquellas cosas importantes que queráis que sepan los demás:

Motivo decorativo que da a la mesita la función de recadera

Motivo decorativo que da a la mesita la función de recadera

Detalle del mismo

Detalle del mismo

Aunque también podéis utilizarla como lienzo para los más pequeños… ¡todas las veces que queráis!

Uso de la mesita como un lienzo diferente

Uso de la mesita como un lienzo diferente

 

 

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares

3 Respuestas a “LA MESITA RECADERA

  1. Ire Nina

    Qué chulada!!! Me parece muy pero que muy original la idea de la pizarrita, le da un toque divertido. Buen trabajo!

  2. Pingback: ¡CUMPLIMOS UN AÑO! | Cuaderno de Taller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s