Archivo de la categoría: Reciclaje

DIY: RASCADOR PARA GATOS

Hoy os queremos enseñar cómo podéis hacer un rascador para vuestro gato totalmente do it yourself. Sólo tenéis que seguir estos sencillos pasos.

En primer lugar, los materiales. Nosotras hemos utilizado: un tablero redondo de aglomerado (reutilizado de una mesilla de noche rota), un tronco, tornillos, cuerda de pita, gomaespuma fina, pegamento, tela con estampado de césped, grapadora y grapas.

Materiales para vuestro rascador DIY

Materiales para vuestro rascador DIY

Comenzamos por tapizar lo que será la base del rascador, colocando en primer lugar la gomaespuma que quedará pegada en los bordes del tablero y posteriormente la tela estampada que irá grapada en la parte inferior.

Tabla forrada con gomaespuma y tela elegida para tapizar

Tabla forrada con gomaespuma y tela elegida para tapizar

Iniciamos el proceso de tapizado

Iniciamos el proceso de tapizado

Grapamos cuatro grapas en cruz

Grapamos cuatro grapas en cruz

Terminamos grapando toda la circunferencia

Terminamos grapando toda la circunferencia

Para hacer el rascador propiamente dicho, cubrimos el  tronco con la cuerda de pita. Al principio, nos aseguramos una buena sujeción grapando la cuerda en la base y comenzamos a enrollarla alrededor del tronco. Para conseguir un rascador eficaz y duradero dimos dos pasadas de cuerda.

Sujetamos la cuerda con grapas y comenzamos a enrollar por el tronco

Sujetamos la cuerda con grapas y comenzamos a enrollar por el tronco

Cubrimos todo el tronco con cuerda

Cubrimos todo el tronco con cuerda

Cubrimos con una segunda capa de cuerda

Cubrimos con una segunda capa de cuerda

Ya tenemos las dos piezas listas

Ya tenemos las dos piezas listas

Cuando tuvimos preparadas las dos piezas que formaban el rascador, el siguiente paso fue unirlas. Esto lo hicimos atornillando el tronco a la base con cuatro tirafondos.

Rematamos la parte inferior con una tira de algodón que tapaba las grapas y el borde recortado de la tela.

Rematamos con una cinta decorativa

Rematamos con una cinta decorativa

Finalmente, colocamos unos adhesivos de goma antideslizante para darle un poco más de estabilidad.

Colocamos topes de goma y atornillamos el tronco a la base

Colocamos topes de goma

Ahora, Merlín tiene entretenimiento para una temporada!!

Nuestro rascador DIY terminado

Nuestro rascador DIY terminado

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Objetos Customizados, Reciclaje, Tapicería

RECICLAJE: DE VIEJO ARMARIO A MUEBLE DE SALÓN

El mueble antes y después de la restauración

El mueble antes y después de la restauración

Esta es una transformación de las que más nos gustan: cambio de aspecto y cambio de vida para un mueble! Hemos recuperado la parte inferior de un armario antiguo para convertirlo en un mueble de salón. A continuación os contamos cómo:

Estado inicial del mueble

Estado inicial del mueble

A pesar de que el estado de conservación en el que llegó era bastante bueno tuvimos que hacer alguna pequeña reparación, como reintegrar parte de una pata (aunque esto, que tiene su “chicha” os lo explicaremos con más detenimiento en otro post).

Después de limpiarlo bien, para cambiar el aspecto del mueble decidimos pintarlo en blanco y ponerle un tablero nuevo. Los laterales iban a ser las partes más decoradas, combinando pintura y madera vista. Estos dibujos los hicimos colocando cinta aislante para tapar las zonas que no íbamos a pintar, haciendo formas geométricas.

Colocación de cinta aislante para hacer el dibujo

Colocación de cinta aislante para hacer el dibujo

Antes de la pintura, preparamos la superficie con una base de imprimación.

Aplicación de la imprimación

Aplicación de la imprimación

Originalmente, este mueble con cajón era la parte baja de un armario, por lo que la parte superior, sin tratar, no resultaba funcional para su nuevo uso. Una vez pintado, solucionamos este problema colocando un tablero de pino que previamente habíamos acondicionado a base de lija, tapaporos y cera natural.

Detalle  de la parte alta del mueble

Detalle de la parte alta del mueble

Unimos el tablero con tornillos en el interior y aseguramos la unión con cuatro clavos en las esquinas.

Colocación del tablero en la parte superior

Colocación del tablero en la parte superior

Estructura del mueble una vez pintado y montado

Estructura del mueble una vez pintado y montado

Por último, retiramos la cinta aislante dejando que saliesen las zonas de madera que forman los dibujos de los laterales.

Retirada de la cinta aislante de los laterales

Retirada de la cinta aislante de los laterales

Y como toque final, cambiamos los tiradores viejos, que ya estaban inservibles, por unos nuevos.

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Estado del mueble tras la restauración

Detalle de la decoración lateral

Detalle de la decoración lateral

Otra vista del mueble

Otra vista del mueble

5 comentarios

Archivado bajo Muebles auxiliares, Muebles de almacenaje, Reciclaje