CÓMO HACER UN DOBLE VIVO

Cuando te inicias en el mundo de la tapicería, suelen venir a la cabeza un montón de preguntas del tipo “cómo se hará esto” o “cómo se hará aquéllo”, ¿verdad?. Hoy os vamos a explicar cómo se hace un doble vivo, ese tipo de remate que es muy habitual utilizar en lugar de la pasamanería y que es como un doble cordón de la misma tela utilizada para tapizar.

Detalle del doble vivo original de nuestras sillas

Detalle del doble vivo original de nuestras sillas

Para hacer el doble vivo necesitamos principalmente:

– Tela (lo normal es que sea la misma que la empleada para tapizar, pero también puede ser distinta).

– Cordón para hacer vivos (el mejor es el que venden en tiendas de útiles de tapicería, pero si no lo encontráis podéis usar cualquier cordón redondo y un poco duro).

– Máquina de coser e hilo.

– Regla, lápiz o jaboncillo, tijeras, alfileres, plancha…

Se trata fundamentalmente de rodear  un par de cordones con tiras de tela a lo largo, por lo que en primer lugar habrá que medir la longitud de cordón y de tela que necesitamos, que dependen de cada silla. Estas tiras tienen que tener unos 6 ó 7 cms. de ancho aproximadamente y se suelen cortar al bies (a 45º respecto al hilo); también hay que tener en cuenta el grosor de los cordones y de la propia tela. Una vez hechos los cálculos podemos marcar y cortar las tiras. En nuestro caso necesitábamos gran cantidad de tiras porque se trataba de un juego de 8 sillas y porque al bies se gasta más tela que cortando al hilo.

Señalar los cortes en la tela

Señalar los cortes en la tela

Cortamos todas las tiras

Cortamos todas las tiras

Según el trozo de tela que tengamos, probablemente no podremos hacer el vivo para una silla con una sola tira, es decir, que en algunas ocasiones habrá que unir varias tiras. Por ejemplo, existen sillas y sillones que necesitan 4 ó 5 metros de vivo. Esta unión la haremos con la máquina de coser y en diagonal, si es que hemos cortado al bies, para que la costura vaya paralela al hilo. Después plancharemos esta costura por el revés, sobre todo si la tela es muy gruesa, para que abulte lo menos posible.

Unimos las tiras en función de la longitud que necesitemos

Unimos las tiras en función de la longitud que necesitemos

Planchamos la costura

Planchamos la costura

Resultado al unir dos tiras

Resultado al unir dos tiras

El siguiente paso es rodear de tela el primer cordón; lo vamos haciendo poco a poco sujetando con alfileres para que no se nos escape y nos resulte más cómodo coserlo. No lo pondremos en el centro de la tira de tela, sino en un lado pero que se pueda rodear por completo de tela y nos sobre un pequeño margen para coser.

Envolvemos un cordón en sentido longitudinal

Envolvemos un cordón en sentido longitudinal

Lo sujetamos bien apretado con alfileres

Lo sujetamos bien apretado con alfileres

A continuación hacemos una costura con la máquina lo más pegada posible al cordón, para que quede apretadito dentro de la tela, no suelto.

Hacemos una primera costura pegándonos al cordón

Hacemos una primera costura pegándonos al cordón

Después recortamos el sobrante, pero siempre con algo de margen para que no se deshaga la costura.

Recortamos el sobrante del primer lado

Recortamos el sobrante del primer lado

Lo vamos cortando casi al ras del cordón

Lo vamos cortando casi al ras del cordón

El siguiente paso es envolver con lo que queda de tela el otro cordón junto al primero, y coserlo de la misma manera (la costura se irá haciendo en medio de los dos cordones). También tiene que quedar bien envuelto pero no muy apretado contra el otro, ya que es mejor que entre ellos haya un poquito de holgura, para ocultar mejor la costura después.

Hacemos lo mismo con el segundo cordón

Hacemos lo mismo con el segundo cordón

El margen de tela sobrante no debe verse, así que también lo recortamos lo máximo posible. Ya tenemos nuestro doble vivo listo, ahora sólo hay que fijarlo en su sitio. Nosotras solemos usar adhesivo para tela y lo reforzamos con clavitos o grapas, que se colocarán justo entre los dos cordones.

Lo vamos pegando en el perímetro del asiento

Lo vamos pegando en el perímetro del asiento

Lo aseguramos con clavos o grapas

Lo aseguramos con clavos o grapas

Y ya está nuestra silla rematada con un doble vivo, ¿qué os parece?

Resultado

Resultado

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cuestiones técnicas, Sillas y sillones, Tapicería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s