CUSTOMIZAR UN MALETÍN VIAJERO

Hace unos días nos llegó un encargo de esos que en principio no sabes por dónde coger pero que una vez que te metes en harina sólo te da alegrías.

El trabajo en cuestión era customizar el interior de una vieja maleta para que su dueño la llevara a la Feria del Libro Infantil de Bolonia.

Nos propuso una idea muy original que consistía en presentar sus trabajos en un maletín aparentemente antiguo pero que en su interior albergase un soporte de última generación. La única premisa era que dentro, además del iPad con el que mostraría sus ilustraciones, pudiese  portar sus tarjetas y folletos, en definitiva: ¡vía libre creativa!

La maleta tal y como nos llegó

La maleta tal y como nos llegó

Estado inicial del interior

Estado inicial del interior

Como el objeto que iba a contener era muy delicado, confeccionamos una buena base de gomaespuma para que quedase protegido.

Vista inferior de la base de gomaespuma

Vista inferior de la base de gomaespuma

A esta base le superpusimos una plancha del mismo material con un hueco en el centro que enmarcase la pantalla. La forramos con una loneta con motivos de mapas que nos pareció de lo más adecuado para una maleta viajera. Para pegar la tela utilizamos un pegamento de contacto que solemos usar para tapizar. 

Plancha superior preparada con pegamento para adherir la tela

Plancha superior preparada con pegamento para adherir la tela

Vista de la plancha por el reverso durante la adhesión

Vista de la plancha por el reverso durante la adhesión de la tela

Para la parte de la tapa donde irían las tarjetas y folletos realizamos una especie de carpeta a medida a partir de un cartón gris que forramos con loneta en color crudo.

Adhesión de la tela al cartón

Adhesión de la tela al cartón

Para pegar la tela al cartón usamos cola blanca ligeramente diluida en agua y para evitar que quedasen zonas con burbujas nos ayudamos de la plancha; aportando un poco de calor la adhesión se consigue mucho mejor.

Forrado del bolsillo

Forrado del bolsillo

Reverso del bolsillo durante la forración

Reverso del bolsillo durante la forración

Bolsillo por el anverso

Bolsillo por el anverso

Además del bolsillo para los folletos de mayor tamaño, el sistema de sujeción para los papeles lo hicimos a través de unas gomas planas que insertamos a través del cartón y pegamos por el reverso con cola blanca.

Vista de la carpeta por el anverso

Vista de la carpeta por el reverso

Vista de la carpeta por el anverso

Vista de la carpeta por el anverso

Por último, colocamos una cinta de algodón uniendo las dos partes de la maleta a modo de tope para que la tapa no se venciera hacia atrás.

Estado final del interior

Estado final del interior

Este es el aspecto de la maleta después de haber pasado por nuestras manos; si después de esta feria surge otro acontecimiento al que viajar, se podría volver a transformar ya que toda nuestra intervención es reversible.

La maleta con el iPad y los folletos

Interior de la maleta con el iPad y los folleto

Creemos que el resultado estuvo a la altura de los trabajos que viajarían en este maletín, pero para que juzguéis vosotros mismos  aquí os dejamos un enlace a la página de Miguel Prieto, echad un ojo y veréis qué talento!! 

A nosotras nos pareció una idea tan original que la  hemos adaptado para nuestros propios trabajos.

Nuestra versión de la maleta porta iPad

Nuestra versión de la maleta porta iPad

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Objetos Customizados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s